fbpx

No, gracias

Quedarme trabajando en la fábrica autopartes la mitad de horas con el mismo sueldo aceptando el ofrecimiento de mi jefe cuando le comunico mi renuncia.

No gracias. Voy a usar todo mi tiempo y mis ahorros para terminar la carrera universitaria.

Postularme en importante empresa que requiere graduados en Ciencias Económicas de la Universidad Buenos Aires, de la carrera Administración, y que ofrece excelente salario y condiciones.

No, gracias. Me voy sola a recorrer el Norte Argentino.

Quedarme trabajando en el estudio jurídico de mi profesor favorito, con el mejor ambiente laboral y de aprendizaje intelectual que se podría desear.

No, gracias. Me mudo a Santiago del Estero para trabajar en Cultura.

Permanecer en Santiago después de dos años de adaptarme a un estilo de vida absolutamente diferente, habiendo ganado el reconocimiento por mi trabajo en la organización de eventos culturales.

No, gracias. Me vuelvo a Buenos Aires a empezar de nuevo allá. (Gracias eternas Matus por ser el primero en abrir la puerta.)

Aceptar la oferta de seguir trabajando en una de las empresas más importantes del show business local como es Fenix, después de haber girado un año por todo el país con uno de sus artistas.

No, gracias. Voy a empezar mis propios proyectos en el rubro de la música.

Continuar como socia en la agencia de Prensa que creamos con Roberto Quinteros, después de cinco años de adquirir experiencia y conocimientos, gracias a su generosidad.

No, gracias. Voy a aceptar el puesto de Tour Manager de Luciano Pereyra que me están ofreciendo.

Seguir girando por todas partes, con un trabajo bien pago, creciendo en el mundo de la música y las producciones, contando con el respeto de mis compañeros, de mis jefes y mis pares, después de estar tres años con Luciano, y antes cinco con Peteco Carabajal, entre una lista de artistas que incluye a Mercedes Sosa.

No, gracias. Voy a dedicarme de lleno a ser emprendedora.

Continuar con Uturunco, la tienda online de artesanías argentinas, que monté desde cero, habiendo construido una base de clientes fieles en distintas partes del país, y con muchísima experiencia adquirida durante un año en la práctica del comercio electrónico.

No, gracias. Voy a desarrollar mi marca personal enseñando Marketing.

En cada decisión que tomé hice el difícil trabajo mental de no considerar los costos hundidos. Tiempo-esfuerzo-dinero del pasado, no existen, son parte del pasado.

Y de tener en cuenta solamente los escenarios alternativos de mi Yo futura.

Comprendiendo que lo conseguido en cada etapa (reputación, experiencia, contactos, habilidades, conocimientos, respeto, etc.) eran regalos de mi Yo pasada a mi Yo presente.

Y como todo regalo, podemos aceptarlo, o simplemente decir:

No, gracias.

Y tomar el camino que más ilusión nos haga en ese momento.

Claro que no fue fácil, nunca lo es.

Pero cuando nos acostumbramos a pensar de esta forma.

A tomar así las decisiones.

Ignorando los costos hundidos.

Sabemos, al menos, que estamos donde realmente queremos estar.

A cada momento.

*.*

Ideas inspiradas en las de mi maestro Yoda, Seth Godin. Episodio “Ignore sunk costs” de su podcast Akimbo.

Tilcara
De este tema hablé en el podcast el lunes.
Y después de publicado este post, tuvimos esta #MateCharla en Vivo en Youtube

Ya No Mires Atrás
Luis Alberto Spinetta


Lo que sueñas y no dices tal vez será
Canción, canción
Cuando cruces la muralla donde cayó
La luz, la luz

Es tan temprano y te aburren las horas
Ya no temas a la distancia que te aparta
Te aleja de tus sueños otra vez
Ya no mires atrás

Lo que sueñas y no dices tal vez será
Canción
Cuando cruces la barrera donde cayó
La luz

Es tan temprano y te aburren las horas
Ya no temas a la distancia que te aparta
Te aleja de tus sueños otra vez
Pues ya no mires atrás
No mires atrás nena

Lo que sueñas y no dices tal vez será
Canción, canción
Cuando cruces la barrera donde cayó la luz
La luz

Es muy temprano y ya te aburren las horas
Ya no temas a la distancia que te aparta
Distancia que te aparta, te aleja de tus sueños
Te aleja de tus sueños otra vez
Pues ya no mires atrás
Pues ya no mires atrás
Ya no mires atrás
Ya no mires atrás.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad