Hoy empecé a contar mi historia en el podcast.

Elegí pararme en el año 2004 como punto de ancla para contar mi Origin Story, al decir de Seth Godin.

Hay muchos otros puntos bisagra en mi vida, que irán apareciendo en los episodios siguientes, pero este es un buen ejemplo de la práctica de saltar sin red que fui aprendiendo con los años.

“No hay garantías” me dijo una vez una psicóloga en otro de esos breakthrough que serán parte de esta nueva serie.

Saltar sin red. No hay red. Todo lo que tenemos es la libertad de saltar. Caer y levantarnos. Y volver a saltar.

En esta primera entrega de storytelling, sobre mi viaje personal, cuento como decidí cambiar la estabilidad laboral por poner el pie en el acelerador y manejar hacia una visión futura de mí, mejor que la de aquel entonces.

Un trabajo de 11 horas en una oficina, el final de una carrera universitaria que transité durante 9 años, una tesis impensada para una estudiante de Económicas y la búsqueda del profesor ideal. Son algunas de las imágenes que comienzo a dibujar y reconstruir aquí.

¿Me acompañás en esta etapa del viaje?

No hay garantías, no hay red.

¡Saltemos!

***

Esto sonaba en mi discman en 2004, entre otras músicas.


0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad