Rafi was here. Rafi estuvo aquí.

Así se llama el canal de YouTube de Rafi Perez, el artista que descubrí esta semana.

Inmediatamente traigo a mi mente una de mis películas favoritas, The Shawshank Redemption, y los mensajes grabados en la madera: “Brooks was here”, “So was Red”.

En esta fantástica historia de Stephen King, el personaje de Brooks es tan memorable como el de Red (Morgan Freeman en la película). Y ambos firman, ponen su nombre, se hacen cargo, de la huella que dejan en ese lugar fatídico. 

Rafi Perez también está dejando su huella en este mundo, y está poniendo su nombre, su cara, su historia, su personalidad, sus imperfecciones sobre ella. No es sólo su arte, sus creaciones, sus pinturas, sus dibujos, su estética. Es él. 

“Be on the hook” dice Seth Godin, es hacerse cargo. “Here, I made this”, subrayando el “I” (yo). Yo hice esto. Yo estuve aquí. 

No por ponerme delante de la obra, sino precisamente detrás. Desnudando la historia detrás de cada nacimiento, de cada nueva vida que traemos al mundo. 

Si el trabajo del artista es crear algo nuevo, nuevas soluciones a viejos problemas, nuevas miradas, nuevos caminos hacia adelante, nuevos objetos e intangibles que mejoren, que embellezcan nuestras vidas; y si depende de que haya un oído para que la caída del árbol en medio del bosque haga ruido, entonces, no hay arte sin otrx, sin conexión. Y si tiene que haber otrx para que exista, no puede ser pétreo, inerte. Tiene que estar en movimiento, en constante fluctuación. Tiene que estar vivo. 

Y tiene que haber una persona conectando con la otra en cada punta del hilo.

No vamos a encontrar verdaderamente a nadie desde las sombras.

“Put yourself out” es la frase en inglés imposible de traducir. Intentemos usar “exponerse” como paralela. Tomando varias acepciones de la palabra “exponer” que da la RAE podemos decir que, si nos exponemos, estamos:

Presentándonos para ser vistos, manifestándonos, dando a conocer quienes somos, ayudando a comprender por qué hacemos lo que hacemos, de qué se trata nuestro arte, que lo motiva, que emociones lo impulsan, que valores lo sustentan.

Asumiendo el riesgo de que nos lastimen, siendo vulnerables, pisando el barro. Entendiendo que el miedo es de nuestro niñe interior, a ser abandonado, pero que somos el adulto a cargo, y que tenemos que decirle que todo estará bien, que esto es vivir.

Y que así como la acción de la luz revela la placa fotográfica, el mismo efecto tiene la luz sobre nosotres. Nos revela, nos quita el velo y nos coloca frente a nuestra esencia imperfecta. La única capaz de relacionarse con algo verdadero y que valga la pena.

Rafi dice en su último video, no se trata de vender tu arte. Se trata de tener una conversación con alguien, primero.

Rafi y su compañera Klee Angelie venden aquí su arte, consistente en cuadros, dibujos, libros y  joyería artesanal a muchas personas en el mundo. Personas con las que conversan a diario en YouTube, en su Blog, en su Podcast y donde sea que se expongan, que expongan su historia, la historia detrás de cada creación.

Donde sea, “out there”, que se pogan (put), que se expongan…. a la luz.

Woman Summer Tree Wall by Rafi Perez

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad